¿Quiénes son ellas?

¿QUIÉNES SON ELLAS?

Como reflejo de la extraordinaria expansión de la Sociedad del Sagrado corazón, AMASC cobija a 37 asociaciones nacionales en el mundo. Es a través de ellas que los antiguos adhieren a AMASC.

34 asociaciones son miembros a parte entera de AMASC, lo que da a las presidentas el derecho de representación y de voto en su nombre en la Asamblea general.

3 asociaciones tienen una situación particular y son simplemente «amigos de AMASC», ya que aún no na solicitado de forma oficial su adhesión: Líbano, Filipinas y Puerto Rico.

Costa Rica y Hungría (señaladas con 2• en el cuadro) han dimitido ante el Consejo de Administración de AMASC.

Cada asociación tiene su particular modo de funcionamiento, y esto viene justificado por su historia o su cultura, lo que conlleva configuraciones muy diferentes:

  • Algunas asociaciones no tienen más que unas decenas de socios, a veces repartidos en extensiones enormes como es el caso de Brasil, mientras que otros al contrario tienen varios centenares, como es el caso de Japón (600) o miles como España (unas 4 000) o los Estados Unidos – Canadá (40 000), y con la particularidad para estas tres últimas de una proporción de menos de 40 años importante (19 000 en los Estados Unidos).
  • En algunos países no hay colegios del Sagrado corazón desde hace años, como es el caso de los Países bajos, Alemania o Brasil, lo que conlleva el problema de la renovación de las asociaciones de antiguos. Por el contrario, aún quedan muchos colegios en los Estados unidos (25), España (17), y en Japón incluso existe una universidad del Sagrado corazón.
  • Cuando un colegio tiene su propia asociación de antiguos, ésta no está necesariamente unida a la asociación nacional de su país. Es el caso de Francia, donde los colegios acogen a unos 8000 alumnos, o en el Gran bretaña, donde son casi 4000.
  • De manera general, las religiosas no están presentes en los colegios. Pero cuando residen cerca o en el mismo colegio, las relaciones son más fáciles con los alumnos o los profesores, lo que favorece su sentimiento de pertenecer a la misma familia del Sagrado corazón. Es el caso en Austria, España, Egipto, Irlanda, …

Las actividades de las asociaciones locales también son muy diferentes.
Además de las reuniones tradicionales con motivo de las fiestas de la amistad, de encuentros deportivos o culturales, la celebración de la fiesta de Mater o de Santa Magdalena Sofía, el compromiso de los antiguos con su asociación demuestra a menudo su generosidad.

  • En España, por ejemplo, hay un fondo de ayuda a las antiguas con dificultades económicas “Socorros mutuos”.
  • En Irlanda, una Residencia Sofía Barat acoge a antiguas jubiladas en bungalows individuales.
  • En Argentina, las antiguas abrieron y financian un colegio para los niños de un barrio pobre de Buenos aires: Villa Jardin.
  • Las antiguas de Japón, en relación con sus colegios, apoyan la obra de las rscj en Filipinas.
  • Las egipcias organizan actividades caritativas en beneficio de las comunidades del Alto Egipto y subvencionan un colegio de niños minusválidos en Héliopolis.
  • Las rscj de Haiti reciben ayuda de las americanas.
  • El centro espiritual de Joigny, situado en la casa natal de la fundadora del Sagrado corazón, recibe la ayuda de las francesas…

Y finalmente, en cuanto pueden, muchas antiguas reconocen su agradecimiento a las rscj visitándoles en sus asilos o proponiéndoles su ayuda.

Para compartir sus experiencias y conocerse mejor, algunas asociaciones nacionales se reúnen en los congresos continentales en las pausas de los Congresos mundiales.